fbpx

La ‘polizón en serie’, así fue calificada Marilyn Hartman, una mujer de 69 años que logró engañar a la seguridad y viajó más de treinta veces gratis, sin siquiera llevar sus documentos. En tiempos en los que la seguridad en los aeropuertos es una de las prioridades de los gobiernos por las amenazas del terrorismo, haber logrado burlar al menos 30 veces a los agentes de las terminales por casi dos décadas genera asombro en los investigadores que siguen el caso. Por su apariencia, de cabello blanco, elegante y de buenos modales, Hartman no es una candidata para alarmar a las autoridades. Además, su capacidad para pasar como un fantasma por la seguridad del aeropuerto, el personal de facturación de la aerolínea y los asistentes de vuelo sin llamar su atención han sido claves en su éxito, según el medio británico Daily Mail. La información menciona que, según dijo Marilyn a la Justicia en Estados Unidos, para viajar sin boleto ella solo caminaba entre los otros pasajeros, y se confundía con los usuarios. Luego pasaba dos controles, llegaba a la sala de espera y al final entraba al avión, en donde buscaba un asiento.  Cuando era descubierta comentó que simplemente se hacía la distraída y con educación e inocencia inventaba cualquier excusa. “Realmente no quiero meter a nadie en problemas”, le dijo una vez a un oficial de policía que le preguntó cómo había subido a un avión. Después de 19 años, los días de ‘vuelo libre’ de Hartman, una jubilada de Chicago, podrían acabar por una sentencia definitiva a prisión. La mujer fue arrestada el pasado 16 de marzo del 2021 por allanamiento de morada en el Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago, cuando estaba a punto de abordar otro vuelo.   Hartman, que no tiene hogar y dice que sufre de trastorno bipolar, llevaba un monitor de tobillo que alertaba a la policía de que había abandonado la casa de transición donde reside. Cuando activaron la alarma de la pulsera, estaba a punto de ingresar a la Terminal 2, agrega el medio. En octubre del 2019 la mujer también fue arrestada cuando intentaba pasar el segundo de los dos controles de seguridad pero fue liberada de la cárcel del condado de Cook, en Illinois, EE.UU., en un esfuerzo por liberar a los detenidos de bajo riesgo de contraer covid-19.​Según Hartman, su vida como polizón comenzó en 2002, cuando logró evadir los controles y embarcarse en un avión desde Chicago con rumbo a Copenhague, capital de Dinamarca. Su siguiente viaje, ese mismo año, fue a París, detalla el Daily Mail. Dentro de Estados Unidos, se trasladó a ciudades como Seattle, Phoenix, Filadelfia, Atlanta o Jacksonville. Por su vida como polizón, Marilyn ha sido capturada muchas veces y fue descrita por un fiscal como “implacable”. En el 2009 fue detenida al intentar salir de Hawai con la tarjeta de embarque de otra mujer. En el 2014 fue detenida nuevamente por viajar sin boleto desde San José, California, a Los Ángeles. En aquella ocasión, señala la información, un juez la dejó en libertad condicional pero al día siguiente estaba de regreso en el aeropuerto de Los Ángeles y la policía volvió a atraparla. La justicia la condenó a seis meses de prisión. En el 2015, Marilyn Hartman constaba en los archivos de la policía de Estados Unidos como «polizón en serie». Ese año, voló de Minnesota a Florida sin boleto, luego se registró en un hotel inteligente haciéndose pasar por concursante de una serie de televisión para bajar de peso. La mujer, exsecretaria legal, hace mucho tiempo está separada de su familia en Illinois y se niega incluso a hablar de ella. Gran parte de su vida adulta la ha pasado viviendo en refugios y moteles para mujeres. Ella asegura que simplemente le gusta andar por los aeropuertos porque la hacen sentir a salvo y siente la necesidad de subirse a un avión e irse.

FUENTE:  Diario EL COMERCIO

Scroll To Top
CHAT EN VIVO
CHAT EN VIVO